Gracias a todos por estar ahí

domingo, 23 de mayo de 2010

El Gavilán, de Pellerin - 1994

.






EL GAVILAN
1994

Guión: Patrice Pellerín.
Dibujos: Patrice Pellerín.


      Patrice Pellerin, guionista y dibujante de esta excelente serie nació en 1955. Participó junto a Jean-Michel Charlier dibujando dos episodios de la serie Barbarroja, "Trafiquants de bois d'ébène" y "Les Révoltés de la Jamaïque" y escribió el guión de los tres primeros episodios de “Les Aigles décapités”, con guión de Kraehn. Con El Gavilán asumió la totalidad del trabajo, aglutinando sus tres pasiones principales, Bretaña, el mar y la Historia.

SINOPSIS




       La historia arranca a mediados del siglo XVIII cuando Yann de Kermeur, un intrépido corsario al servicio del Rey de Francia, apodado "El Gavilán" es injustamente acusado de la muerte de su viejo tutor, el Conde de Kermellec.  


       Aunque inocente, todas las pruebas le acusan directamente pues, fue encontrado con el cuerpo moribundo del anciano a su lado y sosteniendo en su mano el arma que había acabado con su vida.  



      Todos sus bienes son incautados, incluso el más preciado de todos ellos, su barco “La Medusa”.


      El Gavilán consigue huir, no así su tripulación, que es encarcelada de inmediato. Yann iniciará, de esta manera, una lucha para limpiar su nombre y demostrar su inocencia lo que le llevará desde la Bretaña francesa a la Guayana persiguiendo a los uténticos asesinos, quienes le han robado su barco y tripulación, para buscar el Tesoro Azteca en las Américas.

      Con un guión y dibujos bien documentados, Pellerín nos sumerje en una exitante aventura de piratas y bucaneros.  El Gavilán es un cómic de aventuras clásicas, como el de toda la vida, y el hilo argumental es muy similar al que crearan Jean-Michel Charlier y Victor Hubinon en su inmortal pirata "Barbarroja, el Demonio Del Caribe".   No es de extrañar esta influencia pues Pellerín ya colaboró en la creación de dos albumes de Barbarroja, "Trafiquants de bois d'ebene" y "Les révoltés de la Jamaïque".

      De esta forma Pellerín tan simple ilustra la obra con unas tremendas y detalladas viñetas creando así una fantastica aventura de las que hay que leer y disfrutar de sus imágenes.

      Es una historia de piratas de sabor clásico, donde el protagonista debe luchar contra viento y marea por recuperar su libertad, su nombre, su barco, y el inevitable tesoro. Con mucha inteligencia, crea a un personaje, Gavilán, quien desde el principio es un jóven con un pasado a las espaldas del que poco conocemos. 

       Noble pero corsario, marcado con la flor de lis en el hombro tras su paso por galeras y medio indio. La serie es uno de esos cócteles explosivos que en otras manos menos hábiles habría dado una situación inverosímil.

      Pellerín divide la historia en tres partes bien diferenciadas:

1ª-  Consta de los dos primeros albumes. El primero se publicó en 1994. En ellos nos presenta un planteamiento muy entretenido con un Gavilán que, acusado de asesinato, intenta escapar de la prisión a la vez que tratará de agrupar a sus amigos y tripulación. 

2ª- Consta de los albumes tercero y cuarto. Aquí se encuentra el nudo de la historia. Es la historia más larga y pesada. Yann, desde otro barco, persigue a La Medusa (su viejo buque) para recuperarla y acabar con sus enemigos, los verdaderos asesinos del Conde de kermallec, desde Francia a La Guayaba lugar donde sus enemigos buscarán un tesoro oculto, el tesoro Azteca. En esta parte abría que que destacar su paso por el Achipiélao Canario. En el viaje ocurrirán varios asesinatos dentro del barco, los cuales El Gavilán tendrá que resolver antes de que esto acabe con la confianza de su tripulación.

3ª- Abarcaría los tomos quinto y sexto (2005) y sería el final de la aventura. Es lo mejor de la obra especialmente el quinto volúmen, lleno de acción, estrategias y engaños que no permiten al lector apartar la vista del cómic. A partir de aquí, Yann, se meterá, y nos meterá, de lleno en la aventura. Tendrá que rescatar a su tripulación, recuperar La Medusa, su nave confiscada, y demostrar su inocencia.




PROXIMAMENTE EN COMICS COMPARTIDOS





.