Gracias a todos por estar ahí

sábado, 3 de julio de 2010

Haxtur Fallecimiento de Victor de la fuente

.




http://4.bp.blogspot.com/_j5HWagLlL1Y/TC82EobUfAI/AAAAAAAAAEc/0dYkHhg4ls4/s1600/Imagen+13.png


        Preparando aún el tomo I para compartir, nos llega la triste noticia del Fallecimiento de su autor, Victor de la Fuente. A continuación la noticia copiada de uno de tantos diarios digitales publicada en España:


Muere Víctor de la Fuente, uno de los grandes del cómic de todos los tiempos

El historietista asturiano, autor de obras como «Haxtur» y «Sundey», falleció a los 83 años en la localidad francesa de Le Mesnil Saint Denis


      El dibujante asturiano Víctor de la Fuente (Ardisana, 1927), considerado uno de los mejores historietistas del mundo, falleció ayer a los 83 años en la localidad francesa de Le Mesnil Saint Denis, en la que residía desde hace casi cuarenta años, después de largos tiempo de enfermedad, según informó la Federación de Instituciones Profesionales del Cómic (Ficomic), organizadora del Salón del cómic de Barcelona.

      El autor de «Haxtur», una fantasía heroica que señala la madurez de uno de los grandes de la historieta, y «Sunday», un ejemplo notable de su enorme interés por el Lejano Oeste, empezó a publicar cómics en la década de los setenta y orientó una parte importante de su producción como dibujante hacia el exterior. «Haxtur» fue una de las primeras series que se hicieron en España de fantaciencia, además de incluir la novedad de eliminar los textos de apoyo.

      El artista asturiano siempre fue singular y, al decir de los especialistas, si no hubiera tenido dos hermanos, Ramón y Chiqui, que crecieron bajo su influencia, su estilo moriría con él. Nadie dibujaba como Víctor de la Fuente, y si lo hacía, plagiaba. Y, al tiempo, influyó en numerosísimos autores. Sugerencia de movimiento en los dibujos sin apenas líneas cinéticas, naturalidad de las figuras en el entorno, descripción de los ambientes con profusión de detalles y planificación inteligente para la estética y la narrativa son algunas de las características de su obra.

      Asturias le rindió un homenaje en octubre de 2002 en el XXVI Salón internacional del cómic, organizando una exposición de sus dibujos en la antigua sala Borrón de Oviedo. Faustino González Arbesú, nombre imprescindible en el cómic astur y autor de «La historieta asturiana», definió entonces a De la Fuente como «un maestro que recuperó, junto a otros autores, el concepto de la página como unidad, más allá de la viñeta, y un virtuoso del movimiento en las imágenes estáticas de los cómics sin apenas apoyos de líneas cinéticas».

      Entonces, Víctor de la Fuente realizó en vivo y grande el dibujo de un vaquero a caballo en apenas cuatro minutos. El también historietista Carlos Giménez aseguraba que «el día en que el cómic sea reconocido plenamente como arte, los originales de Víctor de la Fuente estarán en los museos junto a los mayores pintores».

      Víctor de la Fuente comenzó a trabajar en 1945 en el estudio de Adolfo López Rubio, en el que entabló contacto con otros autores como Celedonio Perellón, Vicente Roso o Luis Vigil. A mediados de los 40 viajó a Cuba y, tras una escala en Argentina, terminó en Chile, donde fue contratado por la editorial Zig Zag. En 1957 dirigió la revista «El Peneca» y fundó su propia agencia de publicidad.

      En la década de los sesenta trabajó para la agencia Secciones Ilustradas y, posteriormente, comenzó a colaborar con el guionista Víctor Mora, con quien creó «Sunday». En los setenta luchó por los derechos intelectuales de los historietistas e introdujo otros contenidos en el cómic español que a la postre le llevaron a marchar a Francia. De su trayectoria profesional destacan trabajos como «Los Gringos», «La siberiana» y «Los Ángeles de acero», además de realizar adaptaciones al cómic de la historia francesa y de obras literarias. Era un clásico vivo, el historietista más premiado del mundo y, según Arbesú, lo fue mucho antes de que proliferaran los salones y sus premios.


Descanse en paz






.

2 comentarios:

Valentín VN dijo...

Vaya, últimamente son todo malas noticias.
Otro grande que nos deja. Esperemos que las siguientes generaciones sigan leyéndole.
Tú ya estás poniendo tu granito de arena para que no se le olvide.

Drago_ dijo...

La verdad que me cogió por sorpresa pues estaba preparando Haxtur.

La pena que me da es que este país sigue dandole la espalda a los grandes del cómics. A veces pienso en las editoriales Valencianas y Bruguera que explotaban a sus dibujantes pero al menos les dió la gran oportunidad de pasar a la historia, cosa que hoy en día no sucede. El ejemplo es el de Victor Mora quien decidió quedarse a vivir en Francia para poner ganarse el pan que se lo negaban en este país. Es una lástima que las grandes editoriales sigan apostando por el comic europeo y se olvidan que España también forma parte de este viejo continente.